Vizcaytik Bizkaira - 4

ALKATIA: (Berari, miñ miñ egiñda). Señor maestro: esto es ya reventarle á uno. ¿No tiene
V. vergüenza? ¿Llamarle nuestro después
de haber trabajado en contra de él y haber
revuelto el pueblo y sobornado á unos
cuantos infelices? Guardias: su presencia
me place, no les faltará qué hacer.
MAIXUA: Señor Alcalde: es verdad que he trabajado en contra, pero advierta V. que nadie
ha solicitado mi concurso, al contrario se
me ha despreciado, se me ha alejado. Por
lo demás todos saben que soy como el que
más en regocijarme cuando debo. Yo debo
amar y amo la patria de mis hijos como mi
patria misma.
ALKATIA: ¡Mentira! Solo que V. sabe arrimarse al
sol que más calienta.
MAIXUA: Señor Alcalde: siempre he sido partidario de que cuando en un país hay hijos

suyos dignos de representarle, como en
este caso, me gusta que cada país esté
representado políticamente por sus hijos.
¿Quién conoce mejor las necesidades del
pueblo? ¿Quién más lo ama? (Alkatiak jagi
ta Guardijakana doiala, diño):
ALKATIA: (Maixuari). Usted tiene á este país el
mismo afecto que yo tengo al suyo.
MAIXUA: Siento mucho decirle que se equivoca.
ALKATIA: iCállese! (Guardijakaz ixillian berba
egin bei).
MAIXUA: En este país todo me encanta. Su lengua
es difícil, pero muy linda y dulce; sus leyes
son ejemplares y dignas de un pueblo viril
como es este; sus cantos son bonitos, tiernos y sobre todo muy expresivos. ¡Cuidado
con aquel zorcico (?) de Iparraguirre (??) el
Iru dámacho! El carácter de sus habitantes
es noble, sus costumbres...
ALKATIA: (Zer jazo dan jakiñda gero). Cállese,
embustero. Guardia: explíquese.
GUARDIA SIBILL BAT: Pues aquí mi compañero y un
servidor que veníamos por ahí en eso, al
pasar por el pórtico nos hemos quedado

hablando con el señor maestro que estaba
fumando, y ha venido Nemesia la sobrina
del cura pidiendo socorro, y cuando la he
visto la he dicho yo, digo: Nemesia «qué
pasa» y me ha dicho, dice: «que han robado mi casa». Entonces lo primero hemos
ido á la casa de la Nemesia y hemos
encontrado esas dos prendas que tiene el
señor Alcalde; y la Netnesia ha dicho que
son del chico de aquí, y el señor maestro
dice que no.
(Antonek Alkatian eskuko tululua ta
zapija ondo ikusi ta gero uliai tiratu
ta gora begiratu, txapela bijortu ta
beste gelarantz urtengo dau. Muitizek zutundu ta larri larri diño):
MUITIZ: Gixonak, zer dabill emen? zer diñue eto-

rribarrijok?
ALKATIA: Ezer bere ez, Muitiz. Donato: eroan
mesedez osabea Kosepantonigana, ta
Kosepantoniri loak onduko dauela esan

eiok, eta eztailla arduratan egon. Laster
ioango nakio neu bere.
MUITIZ: Alkatia, zetara etorri dira guardia sibilloc
ona?
ALKATIA: Diputaduari egun onak emotera. Gizagaisook zer edo zer edan bear daudie, ta
onelango egunetan izan ezik iiii. Muitiz:
Kosepantoniri buruko arina egin eiiako, ta
Donatogaz zoakioz.
(Donatok beso-ondotik oratu ta
beroia Muilliz. Onetan Anton beste
gelara eldu izango da, ta uste uste
bako ikustaldi atan Txomiñ kaizabarrura begira topako dau. Anton
zuzen zuzen beragana beijua ta diruzorrua eskuetan artuaz gela-sabaira
begiralu ta arnasaz ondo bete eziñik
legez Txomiñi esan beijo):
ANTON: Tira neugaz. Aur dago maixua.
TXOMIÑ: (Oker aditu ta maixuak egi guztija autor-

tu dabelakuan diño): Maixuak salatu nau?
Berak daukaz erruak.

Tira neugaz beste gelara. (Gelatxutik
kanpora bijok).
MAIXUA: Yo he dicho ya á estos señores (eskuaz
Guardia sibillak iragarri beiz): el hecho de
haberse encontrado el canuto y el pañuelo
en casa del señor cura no significa lo que
se supone. ¿Quién me asegura á mí que el
verdadero ladrón por despistar á la Justicia
no ha robado primero el canuto y el pañuelo para dejarlos allí, precisamente por conseguir esto que ahora pasa? Y puesto que
así no fuera ¿quién dice que ese pañuelo y
ese canuto no son los del otro quinto, de
Teles?
ANTON:

(Agertu beitez euron artian Anton da
Txomiñ).
ANTON: (Diru-zorrua begijen aurrian rnaixuari ipi-

ñita). Vives. (Jaurti bei gero diru-zorrua ta
beera begira naigabe andijaz diño): Egija
da. (Mai-ganian ukonduak ipiñi ta eskuartian burua dabela bego Anton).

(Beren Aitak maixuari Vives esanda
batera). Vives ¿yo he sido, eh? Tamien
usté, usté me ha dicho pa robar.
ALKATIA: Vives, señor funcionario público: por fin
ha llegado el día, aunque ha sido necesario
sacrificar á un infeliz.
MAIXUA: (Zurtuta). Señores: déjenme hablar. El
hecho aparece evidente. El interesado lo
afirma. Yo no sé nada: les aseguro por mi
honor.
ALKATIA: No le reconocemos honor ni calabazas
¿sabe?
MAIXUA: Es verdad que este joven (Txomiñgailik
diño) indignamente abandonado del señor
Borrego y necesitado de dinero me confió
su proyecto; traté de disuadirle como era
natural, mas no pude conseguir nada. He
venido á esta casa á evitar el hecho dando
parte al señor padre del delincuente, y él
mismo me ha echado de su casa. ¿Qué
más pude hacer?
ANTON: (Esku-artetik burua jasota) Vives: estos
no saben, pero yo ya sé usté á qué venido
TXOMIÑ:

aquí. Usté con mentira matar me hará á
mí.
ALKATIA: Señores, basta. (Erabagilliari). Anbrus,
eure ordez berba egin daiket?
ANBRUS: Bai orixe.
ALKATIA: Guardias: en nombre del señor Juez de
este pueblo sírvanse llevar á la prevención
á don José Vives Almendralejo y á este
infeliz, y déjenlos absolutamente incomunicados. (Guardia sibillak egin beije Alkatian agiñdua, Vives da Txomiñ eruanaz).
ANTON: (Mingosturik). Au dot eguna! Txanterrika:
paparrian bixarrik badaukazue, kenduixuez sustrai sustraitik kinta madarikatu
onek. (Beren buruari, baiña guztijak entzuteko moduan).
Anton... Anton... bat euki ta bera!
(Kanpora Anton).

ATZENENGO AGERRALDIJA
JAN-EDANEKO GUZTIJAK, ANTON DA MUITIZ
BARIK
ALKATIA: Guillermo ese honrado padre de familia,

en quien debemos mirarnos todos ¿no? te
encarga que los Diputados trabajéis por
arrancar de nuestro suelo las malditas
quintas.
TXANTERRIKA: Ya sabes, alcalde, que me gusta
ser sincero. No pronunciaré grandes discursos en el Congreso, porque no puedo;
mas para trabajar, allí me tendréis á vuestra disposición.
ALKATIA: Espera, sí, bien; pero te pido algo mas
y á este precio te he dado mi voto. Cuando
llegues á Madrid dí á tus compañeros que
el Diputado bizkaino tiene que defender
intereses más nobles que lingotes, minerales y ferro-carriles. Creo porque sé que
eres noble y sincero ¿no? que cumplirás tu
palabra y serás digno de tu nobilísimo

padre y digno de Bizkaia. Si así no fuese,
sabe que todo mi desprecio caerá sobre tí.
TXANTERRIKA: Me gusta que me hables así.
ALKATIA: Y aun cuando no te gustara, te hablaría.
Recordarás que muchas veces hemos
hablado de la escuela bizkaina.
TXANTERRIKA: Recuerdo, y efectivamente...
ALKATIA: Déjame y perdona. Haz, pues, lo posible
porque alguna vez la veamos planteada.
Hoy á nuestros hijos ¿no? se les enseña
quien fue Wamba y el moro Muza, pero de
Jaun Zuría y de la Machinada no se les dice
ni el nombre. Nuestros hijos saben que el
Ebro nace en las montañas de Reinosa,
pero ignoran cuál es la cuna del Ibaizabal y
del Lea. Conocen que Dios es Padre nuestro, pero no saben que es Aita gurea. Hasta
pace poco de Bilbao mismo salían, peores
ó mejores, patriotas ó mercenarios, los
maestros de nuestros pueblos; ahora nos
los mandan desde Valladolid.
Ayuntamientos de Bizkaia y de todo el país
euskaldun: dejad las escolas y los maisus
para los hijos de los carabineros; y cread

ikastegis e irakasles para vuestros hijos. Y
si el Gobierno os manda Vives y Almendralejos, no les neguéis pan, para que sus
familias no mueran de hambre; pero en
vez de la llave del corazón de vuestros
hijos, dadles una guitarra para que canten
tangos y malagueñas.
Señores: hoy es día de luto para esta noble
casa, porque ve salir por el camino de la
deshonra á un infeliz sobornado por un
granuja. Pero es día de gozo para Bizkaia
porque siquiera unos días estará cerrada
esa escuela, patíbulo, como todas, de
nuestro hermoso euskera, y, por lo general, sala de vacunación en que nuestros
hijos degeneran de euskaldunes en cualquier cosa.
Saludemos á Bizkaia con el himno del pueblo
euskaldun.
(Guztijak zutunik burutsik eta
bijotz bijotzetik erezi beije
Gernikako arbola).

Gernikako arbola
da bedeinkatua
euskaldunen artian
guztiz maitatua.
Eman da zabal zazu
munduan frutua
adoratzen zaitugu
arbola santua.
(Eratzi bei Estalkija).